Empastes de amalgama

Empastes de amalgama

No todas las técnicas utilizadas para empastes son iguales, y si hablamos de los empastes de amalgama o metálicos, la polémica es mayor… por ello desde COE vamos a intentar poneros  al día de lo que són, que pasa con ellos y que debemos hacer si tenemos alguno..

La amalgama es una aleación de mercurio con varios metales, utilizada en reconstrucciones dentales. Normalmente contiene un 50% de mercurio y el resto está compuesto de plata, estaño y cobre. Usada durante muchiiiiisiiimos años en el mundo odontológico.

Durante los últimos años se ha hablado mucho del uso de este material en el campo dental  por el contenido de mercurio y los posibles efectos que puede tener este en nuestro organismo y en el medio ambiente.

Respecto al medio ambiente, los daños producidos parece que son mayores. Por ello la Union Europea decidió limitar su uso en el mundo dental por la contaminación que generaban estos metales sobre el aire y el agua. En el 2019 si un dentista hace uso de ellos deberá utilizar dispositivos que impidan que el mercurio acabe contaminando el agua.

Respecto a nuestro organismo, el motivo es que el mercurio a elevadas temperaturas (sobre los 40º)produce un vapor toxico. Al tenerlo en la cavidad oral y consumir alimentos calientes corremos el riesgo de absorber este vapor por sangre, que se diluya en la saliva o inhalado a los pulmones. La verdad es que no se ha descrito ningún síntoma ni enfermedad que tenga como origen esta causa por ello el Ministerio de Salud no ha prohibido su uso. Aunque a partir de 2018 estará prohibido su utilización en Jóvenes menores de 15 años, embrazadas y mujeres en periodo de lactancia por ser grupos vulnerables, existiendo otros materiales con similares resultados en la resolución del empaste, no vemos desde COE la necesidad de correr riesgos innecesarios.

Empastes de Amalgama en la actualidad

En la actualidad la vanguardia reside en colocar resinas estéticas o incrustaciones de zirconio o porcelanicas ya que aportan mayores resultados estéticos y por tanto quedando los empastes “metalicos” como algo anecdótico.

A la pregunta que nos hacen los pacientes que tienen este tipo de empastes de si es necesario cambiarlos, siempre les decimos que no. No es necesario si el empaste está bien ya que son muy resistentes y duraderos, solo aconsejamos cambiarlo cuando está filtrado, fracturado o el paciente demanda estética.

Si tienes alguna duda al respecto puedes consultarla a través de la web o en Clinica COE donde estaremos encantados de resolverte todas las cuestiones al respecto.

Compartir:

Los comentarios están cerrados.